Anuncie em Nossa Revista de Classificados

Anuncie em  Nossa Revista de Classificados
Para Porto Alegre RS

sábado, 2 de julho de 2016

África

África: La policía clausura el periódico opositor “The Post” y detiene a su director y a otros periodistas.

Fred Membe_2


Resumen Latinoamericano, 28 junio 2016.- En los últimos días el gobierno de Zambia produjo una intervención en el periódico opositor “The Post” (que fue co-organizador del Congreso Panafricano celebrado este año en ese país).
La policía allanó el local del periódico con la excusa de la falta de pago de ciertos impuestos, y detuvo a su director Fred M’membe, a su esposa Mutinta y  al editor jefe, Joseph Mwenda.
La real causa de este procedimiento gubernamental tiene que ver con que en noviembre hay elecciones en el país, y The Post es el único diario que defiende las propuestas socialistas del partido opositor Rainbow frente a las políticas neoliberales del gobierno.

Entrevista con Fred M’membe, director del Periódico The Post
Fred M'embe 
Ahora que The Post está siendo intervenido por el gobierno de Zambia, Resumen Latinoamericano publica esta entrevista realizada con el director de The Post Zambia por nuestra compañera María Torrellas para el portal en ingles “The Dawn” (editado por ALBA Movimientos y Resumen Latinoamericano). El encuentro con M’membe se produjo en el marco de la “Conferencia Panafricanismo Hoy” realizada en Marzo 2016.

The post es un periódico independiente de Zambia que día a día se está convirtiendo en uno de los más populares y más vendidos del país. The Post es hoy la voz del pueblo, la que le permite a muchos y muchas expresar sus puntos de vista sobre el gobierno, los cuales no podrían expresar en otros medios del Estado de Zambia.
-En el marco del la Conferencia “Panafricanismo Hoy”, ¿Qué piensas de esta reunión? ¿Cuáles crees que fueron las conquistas de estos últimos dos días, entre tantos luchadores y luchadoras y sus experiencias?
Lo primero que conquistamos es la distancia. La acortamos. Acortamos la distancia entre India y Zambia, entre Latinoamérica, el Caribe, Estados Unidos y Zambia, y también la distancia entre los países africanos que están presentes acá en Zambia. También, a nuestro modo y en nuestro propio tiempo, hemos redefinido, o profundizado, la definición que Nkrumah había dado de Panafricanismo, la cual se había desvanecido desde hace algunos años. Llegamos a la conclusión de que Panafricanismo y socialismo son inseparables. No podemos tener Panafricanismo sin socialismo. Es imposible alcanzar los ideales o las metas del Panafricanismo si el socialismo. También, llegamos a la conclusión en esta conferencia que el Panafricanismo es parte de nuestro espíritu internacionalista como socialistas.
– Al principio de esta conferencia hiciste un homenaje a Fidel Castro y a la solidaridad Cubana. ¿Hay aún en África conciencia sobre la importancia de Cuba en la conquista de la libertad de los diferentes países?

Sí, ese conciencia está todavía y es algo que no va a ser borrado de las mentes del pueblo Africano. Ha habido un intento por socavar, minimizar o hasta borrar la contribución de Cuba a nuestras luchas de liberación nacional. Y la lucha para mejorar la vida de nuestro pueblo, más allá de las naciones o la liberación. Dije en la Conferencia que uno de los Panafricanistas más sobresalientes del mundo ha sido Fidel. Lo sostengo. Fidel es el más sobresaliente Panafricanista del planeta. Esto fue demostrado en la teoría y en la práctica. En el plano teórico Fidel siempre, redefine invariablemente de dónde venimos el pueblo africano y el pueblo Latinoamericano. Y, en efecto, redefine la fuente de toda la humanidad. Fidel puso esto en práctica inmediatamente después del triunfo de la liberación de Cuba, in Nigeria, en Etiopía, en el Congo y el costo más alto lo pago por la independencia de Angola y la liberación de Namibia y África. Más de 350,000 internacionalistas cubanos pasaron por Angola. Muchos murieron allá. ¿Qué más le podemos pedir a un líder, a un país, a un pueblo, que aquello que los Cubanos han hecho por la lucha Panafricanista?
desconocidoEn la puerta de The Post, después de haber sido detenidos Fred M’Membe, director de The Post, su esposa Mutinta y Joseph Mwenda, editor jefe.
– Además, estuvo el ejército de “bata blanca”, los doctores Cubanos, como Fidel los llama que han llegado a África para pelear contra el Ébola.

Es más que eso! Aún antes del ébola no había ningún país Africano que no recibiese asistencia cubana de una forma u otra, especialmente en el área de la medicina. No hay un país en el continente que no haya recibido asistencia cubana. Aún aquellos países que tenían más recursos o más dinero que Cuba, ellos recibían la asistencia cubana.
– Cuba también proporciona becas para que los jóvenes de todo el mundo puedan estudiar en gratuitamente en una Universidad.

Uno de nosotros, uno de los periodistas que estuvo trabajando como traductor en la conferencia. Se denomina a sí mismo como “hijo de Fidel”. Fue educado en Cuba en un centro militar que fue convertido en una academia de deporte. Fidel estaba supervisando el proyecto y visitando allí. El mismo se hacía cargo de que el programa funcionara. Nuestro periodista fue formado ahí y se fue a trabajar a nuestras oficinas en Cuba durante dos o tres años y después volvió. Tenemos “hijos de Fidel” en nuestro periódico, The Post.
– Hablemos sobre The Post. Cual es el rol del periódico en este momento en Zambia, con su visión de socialismo e internacionalismo?

Bueno, todos sabemos que el capitalismo depende de los medios de comunicación para transmitir su mensaje. Depende de los medios para adoctrinar, agitar, organizar y movilizar. Pero el socialismo y los socialistas también necesitamos eso. Si no tenemos nuestros propios medios de comunicación para difundir nuestro mensaje socialista, vamos a tener muchos desafíos. Marx descubrió desde temprano, muy jóven, la necesidad de usar los periódicos. El joven Marx ya contribuía con diferentes periódicos escribiendo columnas y defendiendo la independencia de la prensa.
– Es un gran esfuerzo construir un periódico dentro del capitalismo sin reproducir su punto de vista hegemónico.

Es más fácil hacer un periódico que hacer la lucha armada. Los sacrificios son mucho más altos en la lucha armada que cuando hacemos un periódico porque todo lo que necesitamos es un lápiz, nuestra arma es lápiz. Uno duerme en su cama caliente, se come comida caliente, no estás mojado todas las noches, no te comen los insectos y las serpientes. Claro, hay desafíos pero no son desafíos peores que los que han enfrentado en las viejas épocas.
desconocido
– Te pregunto eso porque en América han matado muchos periodistas en México, Honduras y Colombia, entre otros países.

A lo largo de la lucha de la humanidad contra la injusticia, la opresión, la degradación, los mensajeros son asesinados. Los que buscan la verdad, los que la defienden, están siempre en peligro. Pero, creo que los riesgos que trae son mucho menores a los riesgos que tenían otras personas. Si ocasiona la muerte, que así sea. La muerte está aquí para siempre. ¿Quién quiere morir?
– Vos me contaste que hace poco alguien disparó una bala en la oficina de redacción, desde afuera, ví la marca de la bala.

Sí, pero, ¿Deberíamos dejar de trabajar porque nos dispararon una bala afuera de la oficina? Deberíamos parar? ¡No! ¡No podemos! ¿Cuántos han muerto?
– En términos de las noticias que publican, ¿Qué criterio usan? Presentan los puntos de vista de los trabajadores todo el tiempo o publican diferentes perspectivas?

No, nuestro enfoque es un enfoque honesto. Si se toman las noticias desde un punto honesto, se cubre honestamente, todo lo que debe cubrirse, lo primero es que la gente pueda saber lo que está pasando y lo que el resto dice. Para poder escuchar bien un punto de vista deberías escuchar el resto de los puntos de vista. Dejamos que hasta quienes tienen un punto de vista contrario al nuestro sean escuchados y les damos espacio para que sean escuchados, justamente escuchados. Educando a la gente sobre lo que necesitan: para poder analizar qué es lo que tienen enfrente, eso es lo más importante.
– ¿Tienen conocimiento de la situación de las mujeres? ¿Denuncian o hablan sobre las mujeres en The Post?

No se trata de hablar de las mujeres o denuncia, se trata de las medidas en la práctica que uno toma. Hemos tomados medidas que van más allá de la retórica. Este periódico es dirigido por mujeres.
– ¿Cuántas copias del periódico se venden diariamente y cómo se sustenta?

Bueno, The Post es la organización más grande en el país y eso nos da bastante dominio. Somos creadores “de agenda”. Las radios, la televisión, sacan su agenda de lo dicho por The Post. Tenemos 25 años. TEnemos una posición ideológica fuerte, amplia en términos de cobertura pero consistente en terminos ideologicos.
– Comentame sobre los problemas que tienen en Zambia con el pensamiento independiente que expresan en The Post.

Bueno, trabajamos en un país con un ambiente dominado por la ideología capitalista y la corrupción, y el abuso que eso conlleva. Una visión independiente no es fácil. Pagamos el precio. Lo hemos hecho y lo continuaremos haciendo.
– El periódico recibe publicidad del Estado?

No, no hay nada de esto. Tenemos que defendernos por nuestra cuenta. Todo lo que ves aquí ha sido construído con el sudor y el esfuerzo de la gente que trabaja acá. Tenemos que dirigir comercialmente, en una via sustentable, o si no no podemos publicar la edición del día siguiente. Creo que esto ha sido el problema de muchas publicaciones socialistas, la imposibilidad de dirigir publicaciones que sean comercialmente viables en un medio capitalista. Si uno dice “queremos trabajar como si no estuviésemos en un sistema capitalista”, las finanzas entrarán en problemas en el corto plazo. No se puede dirigir un periódico de este tamaño, con más de 1000 empleados, pagándoles su salario todos los meses. De dónde van a sacar la plata si no son comercialmente viables? Por lo tanto, nos dimos cuenta desde el inicio para que seamos capaces de lograr nuestros objetivos tenemos que operar de una manera comercialmente viable. Tenemos la Comisión de Libertad de Prensa de El Mensaje. Fue iniciada por The Post hace 15 o 16 años, y es financiada por el Post.
– Me alegró mucho que decidieron organizar esta gran Conferencia de Panafricanismo, que nos recuerda la gran conferencia de Lumumba, Nkrumah, y todos esos grandes luchadores contra el colonialismo. Porque decidieron, desde The Post, organizar esta conferencia?

Nosotros no empezamos este proyecto para hacer plata, lo empezamos con una agenda revolucionaria, un objetivo revolucionario. Somos revolucionarios. Y el objetivo de este periódico es contribuir a ello. De una manera inteligente, creativa. De una manera que nos permita continuar existiendo y teniendo mayor impacto. Y lo estamos haciendo, somos internacionalistas por eso estamos en Cuba. Estamos en Cuba no para hacer plata. No estamos generando ingresos con nuestra operación en Cuba. Es un costo para nuestro periódico, un gran costo, pero decidimos afrontar este costo por el tiempo que sea necesario. Fuimos a Cuba en un momento muy dificil cuando la economía Cubana estaba realmente en problemas, durante el Periodo Especial. Aún cuando los ataques a Cuba eran inminentes, para terminar con el proyecto, las instrucciones fueron claras: nadie se va de Cuba si hay un ataque. Si Cuba era atacada tenían instrucciones precisas de no irse, de no evacuar y ellos aceptaron el riesgo. No es un periódico ordinario, somos revolucionarios, con una agenda revolucionaria. Y nuestra agenda revolucionaria es la del socialismo. Este es probablemente únicos periódicos editados por un comunista. Y somos comunistas y no lo escondemos. Es el mayor honor al que un ser humano puede aspirar. Y, como dije en la conferencia, hay muchos tipos de revolucionarios. No somos los únicos, pero para mi, esta es la máxima expresión de los revolucionarios.

– En esta conferencia había representantes de los países con proyectos socialistas más avanzados de América Latina: Venezuela, el MST de Brasil y la Juventud de Bolivia. ¿Es un objetivo para ustedes aprender de estos proyectos socialistas y tener real conocimiento de ellos para promover una agenda global común para el socialismo?

No hay agrupaciones para la construcción de una sociedad socialista. Marx y Engels pasaron su vida estudiando el capitalismo y dando perspectivas sobre cómo sería la sociedad socialista. Lenin lo puso en práctica. Varias cuestiones fueron peculiares en la revolución Bolchevique. Tenemos que construir nuestro camino nosotros mismos. La situación en América Latina es diferente de la situación de Zambia o de India o de cualquier otra parte del mundo. Tenemos la tarea de conocer y aprender de los procesos revolucionarios que están llevandose a cabo. Lo agradable, lo no agradable, las fortalezas y debilidades, los errores o retrocesos, los progresos que se están haciendo. Vemos desafíos para los procesos en América Latina. Tienen que ser entendidos en el contexto del Marxismo-Leninismo. ¿Cuales son los temas fundamentales, los temas de clase, cuáles son los temas fundamentales en el Estado? Estamos indagando sobre estas cuestiones. Estamos haciendo nuestras interpretaciones. Y con respeto que me merece, sin tratar de socavar o subestimado lo que se hace o lo que se ha logrado, pero tenemos preguntas fundamentales sobre qué tipo de estado queremos. Estamos estudiando la Revolución Chilena y a Salvador Allende. ¿Qué salió mal?¿Cuáles fueron las debilidades? Comparamos todo el tiempo, buscamos referencias en la revolución Cubana. ¿Cuáles fueron sus fortalezas? ¿Qué hizo que la Revolución Cubana perdurara? Analizamos a Venezuela, tenemos que entender el liderazgo de Chávez, ¿Cuáles eran sus puntos fuertes y sus debilidades? Vemos lo que pasa en Bolivia, en Ecuador, en Centroamérica, en Nicaragua. Estamos aprendiendo de China, estamos estudiando críticamente la revolución China. Analizamos Vietnam. Analizamos los procesos, los éxitos, las fallas y desafíos, los problemas de las comunistas Indios. Estamos prestando atención a todo esto. Estamos mirando a la Era Nkrumah en Ghana. ¿Qué sucedió? Estamos viendo lo que pasa en Sudáfrica. Estamos viendo los desafíos de las Congreso de naciones Africanas. Es decir, estamos analizando todo. Y estamos formados como para poder profundizar nuestro entendimiento sobre el origen de clase de la sociedad de Zambia. ¿Qué tipo de capitalismo hay acá? ¿Cómo luchamos contra el capitalismo en la época en la que vivimos? Estamos prestando atención a todo esto. No es, ya sabes, una cosa cosmética. Es real, tenemos que entender estas cuestiones.

– Podemos terminar esta entrevista citando la frase tan buena que has dicho tantas veces en esta conferencia: “Solidaridad para siempre”
La solidaridad para nosotros, como decía Samora machel [uno de los libertadores de Mozambique] no es un acto de caridad. No es una opción que se elige. Si hoy en dia somos necesitados para ir a India a la guerra, vamos a ir. Si somos necesitados en Venezuela, vamos a ir, lo mismo en Brasil ó Argentina. No tenemos alternativa. No es una alternativa. Somos soldados de la batalla por un mundo mejor. NEcesitamos un mundo mejor para todos los seres humanos en este planeta. Nosotros no creamos estos países. Este país, en el que estamos ahora, Zambia, fue creado en 1885 en Berlín. Allí dibujaron sus fronteras, no había ni un Africano ahí, no estábamos ahí. Esto nos lo dieron. Entonces, porque le damos tanta importancia? Sí, somos patriotas. Pero un patriota, un Africanista que no deja de ser internacionalista, que no deja de estar comprometido con la humanidad, escuchar eso es la primera obligación. Eso nos define. No se puede ser socialista sin ser internacionalista. No se puede ser socialista sin ser patriota de la patria de cada uno, el país en el que se nace. Y tenemos la tarea de amar el país en el que nacemos, y en el que nacen millones de compatriotas. Tenemos la tarea de amarlo y defenderlo. No de manera chauvinista. Esa es la diferencia entre nosotros y otros patriotas, porque somos internacionalistas.

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Sim